miércoles, 28 de marzo de 2012

Terremoto de 1835

El Araucano fue uno de los periódicos más importantes del siglo XIX. Medio oficial del gobierno de turno, paulatinamente fue ampliando su espectro de información y discusión pública. Considerando que sólo una proporción menor de la población sabía leer, es curioso que la prensa haya jugado un rol tan importante en la construcción del Estado y la Nación. Muchos de estos periódicos fueron de corta duración, mas El Araucano, junto con el Mercurio de Valparaíso y El Ferrocarril fueron los de más larga duración. Respecto al Araucano, fue utilizado, preferentemente, como medio de difusión de ideas políticas y culturales. En esta imágen vemos una carta que narra uno de los terremotos más fuertes del siglo XIX, el de 1835, el cual es especialmente recordado por 3 fenómenos:
  1. La ciudad de Chillán quedó destruida a tal nivel que fue necesario construirla nuevamente en un sector aledaño a petición de los propios habitantes, a diferencia de lo que hoy ocurre en Chaitén. A partir de este terremoto es que hay dos Chillán: el viejo y el nuevo.
  2. Frente a las costas de Concepción estaba un barco en un periplo de connotación científica: El Beagle. Y fue este barco quien llevó las noticias de las ciudades del interior hasta Valparaíso y de ahí, finalmente, a Santiago. No es menor que a bordo de dicho barco estaba el naturalista inglés Charles Darwin.
  3. Fue una de las ocasiones mas bulladas de recolección de dinero; una suerte de Teletón para "Reconstruir los pueblos del sur". Obras de teatro, dinero, joyas, bienes diversos fueron puestos a disposición de las autoridades para superar el trauma del terremoto. ¿Un dato curioso? El pintor alemán Mauricio Rugendas, avecindado en Chile por largo período, también contribuyó donando uno de sus cuadros para ser subastado.
Durante el siglo XIX la prensa escrita fue el principal medio de comunicación, discusión y difusión de ideas, contribuyendo a la formación de la opinión pública de la incipiente república chilena.